¿Cómo recordaremos este 2020?

Escrito por Marielos Bonilla, Directora del Centro ¡Supérate! Fundación Raíces.

En enero de este año compartíamos nuestras propuestas de clases y esperábamos desarrollar nuevas prácticas que habíamos preparado para varios temas en todas las materias. Teníamos además proyectadas salidas, visitas a otros Centros, pensábamos en todos los eventos que año con año desarrollamos como Programa y nos preguntábamos ¿cómo nos va a ir?

Pero fue en la décima semana de clases cuando nos notificaron que debíamos terminar las clases presenciales porque un virus muy contagioso había llegado al país, era imposible regresar con los jóvenes a las aulas. Estábamos un grupo de docentes cuando recibimos la noticia y no sabíamos que decir. Parecía la escena de una película, pero se convirtió en nuestra nueva realidad.

La modalidad virtual inició con expectativas de hacer lo mejor para el desarrollo de las clases, realizamos grupos de Whatsapp con los jóvenes y sus responsables, utilizamos las plataformas Microsoft Teams y Zoom para comunicarnos. Ha sido el año que más nos hemos comunicado de manera virtual, mensajes, correos, reuniones en Zoom que nos hacían sentir muy cercanos a pesar de la distancia.

Cada semana que pasaba teníamos más claro cómo desarrollar las clases, pero sobre todo cómo comunicarnos entre todos. Hicimos muchas reuniones con las familias, jugamos, nos disfrazamos, tuvimos muchos invitados, celebramos un aniversario más, fuimos a la feria de universidades y visitamos Panamá en todas las Expo. Además, hemos entregado canastas con víveres durante siete meses, apoyamos con materiales de construcción a varias familias que se vieron afectadas con las tormentas «Amanda» y «Cristóbal». Es decir que nada nos detuvo, cada mes que pasaba podíamos contar todo lo que habíamos realizado, antes era de manera presencial y lo transformamos a la virtualidad.

Sin duda aprendimos mucho, pero sobre todo nos comprendimos más, hablamos más y nos dimos la oportunidad de compartir como nos sentíamos, hubo más apoyo emocional, porque muchas veces la incertidumbre nos llegaba; pero siempre fue combatida con palabras correctas que nos hacían ver todo lo que tenemos y queremos seguir haciendo más en el 2021.

Por eso no queda más que decir ¡gracias! Gracias a nuestros donantes que siempre creen en nuestro trabajo, gracias teachers por retarse y hacer cada día más creativas las clases, gracias familias de nuestros jóvenes por responder y llegar cuando se les llamaba a una reunión virtual, gracias equipos administrativos y de mantenimiento por mantener en pie cada centro. Sin duda recordaremos este 2020 como el año de los cambios y oportunidades de aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba