El lazo de la solidaridad

Escrito por Connie Motta, miembro de la Junta Directiva de la Fundación Alberto Motta, Panamá.

Como humanidad, la pandemia nos ha obligado a vivir momentos de dificultad que nos pueden causar ansiedad o incertidumbre. Aunque no sabemos qué esperar y cuándo podrá terminar, debemos pensar con optimismo.  Es importante aceptar esta realidad y reconocer que no podemos controlarla, pero que sí podemos aprovecharla para convertirla en una gran oportunidad de ser mejores, apoyándonos unos a otros.

Miremos al futuro con ojos de esperanza.  Seamos solidarios, colaboremos y contribuyamos con las personas que tengamos cerca. Recordemos que la ayuda comienza con pequeñas acciones y si cada uno lo hace, el efecto multiplicador tendrá un impacto grande y mejestuoso.  Agradece cada día porque estás bien, brinda tu ayuda en las labores cotidianas de casa, llama a un amigo para saludarlo y ver cómo está, trabaja en equipo para ayudar a vecinos o comunidades. Desde nuestra empatía y generosidad individual, sumamos a esa dimensión colectiva que conlleva a ser parte esencial de un cambio.  

Recordemos que todos los obstáculos que logramos resistir y superar nos harán más fuertes. En momentos como estos debemos aprender a aceptarnos, a tener paciencia con nosotros mismos y a vivir en aceptación, enfocados en lo positivo de las circunstancias.  Permitir que la situación nos transforme en mejores seres humanos, es la respuesta para salir adelante.

Es entre todos que se gana esta lucha contra la pandemia. Es el momento de reinventarnos, preservando el lazo de solidaridad social que esta experiencia de vida nos ha provocado.

2 comentarios sobre “El lazo de la solidaridad

  1. Responder
    Astrid bethancourt - 23 junio, 2020

    Debido ha esta pandemia he podido experimentar varias cosas en mi vida como aprender que la familia es mas importante ante todo, a valorar cada oportunidad, cambiar como persona y no importa si eres de clase media o clase alta por que este virus no se fija en como es tu situación económica y las cosas materiales lo importante de esto es que tenemos mas tiempo para compartir en familia y amigos a través de la distancia.

  2. Responder
    Daniel Delgado - 25 junio, 2020

    Para todos ha sido una nueva situación que la gran mayoría no había vivido y mucho menos estábamos preparados para este cambio repentino. Pero gracias a Dios y a la ayuda de todos ustedes que han echo este sueño posible. Estamos agradecidos ya que a pesar de estar en casa no han parado de enseñarnos las diferentes ramas, Inglés, Cómputo, Valores, Matemática y Conversación. No ha sido fácil pero con la ayuda de los profesores y de la junta directiva, todos los estudiantes supérate se han mantenido estudiando, aprendiendo y lo primordial siendo mejor persona cada día, no puedo expresar con mis palabras que contento y agradecido por esta oportunidad de aceptarme como estudiante supérate. Gracias por hacer esto por nosotros. Dios los bendiga siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba