“¿Qué buscan los empleadores en la actualidad?”

El capital humano es el recurso más importante que las empresas tienen para generar una actividad productiva, y en los últimos años se ha descubierto que el potencial de las personas puede impactar de forma exponencial los resultados de una organización. Los cambios sociales, culturales, tecnológicos y económicos, de nuestro mundo actual han hecho aún más evidente este hecho.

Escrito por Ángela de Jarquín, Directora de Recursos Humanos de ADOC.

En el pasado los empleadores contrataban personas que exclusivamente contribuyeran a la obtención de ganancias de la empresa, a través del trabajo por el cual habían sido contratadas; el racional que prevalecía era «buscar empleados competentes que sumen al resultado de la empresa». 

El empleador se concentraba en identificar competencias y habilidades técnicas en las personas, que  la acreditaran para hacer una función específica y por ello se ponía mucho énfasis en los años de experiencia, como garantía de este requisito. 

Sin embargo, ahora se ha reconocido que para que una persona contribuya integralmente al éxito de una organización, es imprescindible que demuestre otros atributos (en adición a sus conocimientos técnicos) que la hagan brillar y sobresalir respecto a alguien que solo sabe hacer algo. Estas personas generan una ventaja competitiva en el corto y largo plazo, por ello buscarlos y contratarlos se ha vuelto una de las prioridades más relevantes para las organizaciones.

Hablemos un poco acerca de estos atributos: 

Habilidades blandas –soft skills-: la experiencia ya no es tan importante, pues se ha demostrado que el éxito laboral se consigue a través de un conjunto de habilidades que hacen que una persona tenga la capacidad de aprender constantemente, resolver problemas o ser innovadora.

Sabemos que un joven recién graduado tiene muy poca experiencia, pero si reconoce y potencia sus principales habilidades, sin duda se abrirá un camino exitoso en el mundo laboral.

El set de habilidades blandas es muy amplio y cada empleador definirá cuales son vitales para su organización dependiendo de su industria, estrategia o retos del mercado; sin embargo, suelen ser muy valoradas la flexibilidad/adaptabilidad, comunicación efectiva, capacidad para resolver problemas, gusto por la tecnología, actitud positiva y creatividad, entre otras. Identifica las tuyas y haz que destaquen.

Fit cultural: es una de las principales áreas de enfoque de los reclutadores al momento de buscar talento, ya que es un hecho que para que una organización funcione bien, se necesita una perfecta sincronización entre las personas y la cultura, las cuales se influencian y determinan mutuamente: los valores y los comportamientos de sus miembros, producen la cultura que se vive en la organización, y a su vez, la cultura con sus valores, determina el tipo de personas que podrán encajar en ella.

Conocer los valores que se promueven en una organización y evaluar que tan compatibles serán con tus valores personales, es una tarea vital que debes realizar al momento de aplicar a un empleo… y sin lugar a dudas será una de los requisitos más exigentes que tu futuro empleador evaluará.

Trabajo con significado: existen muchas razones por las que una persona trabaja, algunas muy obvias (para ganar dinero) y otras no tan obvias (para ayudar a una causa). La forma en la que las personas ven su trabajo, el significado que le brindan y la conexión con su misión de vida, es vital para determinar su nivel de realización personal y por consiguiente para generar un impacto positivo en la organización para la cual trabajan.

Identificar tu vocación y convertirla en tu trabajo es una de las responsabilidades que tienes contigo mismo, ya que no solo te hará atractivo para los mejores empleadores, sino que te convertirá en una persona feliz y deseosa de transformar el mundo en un mejor lugar. Los empleadores se enfocarán cada vez más en buscar personas apasionadas con lo que hacen, pues ya sea que tengas que atender a un cliente, que analices data, o que te sumes a una iniciativa de RSE (responsabilidad social empresarial) esa pasión hará que dejes una huella positiva y te convertirá en un digno representante de la organización a la que perteneces.

Deseo de pertenecer: amar la oportunidad de pertenecer a una organización y hacer carrera en ella, podría ser «la cereza del pastel» para cualquier empleador. Este atributo probablemente sea el más difícil de conseguir, pues debe ser genuino y para perdurar en el tiempo requiere el compromiso de ambas partes: la organización y las personas.

Probablemente este sentimiento deba ser muy similar al de pertenecer a una familia, en la cual existe un amor recíproco e incondicional y cada miembro se siente responsable por el bienestar de los demás. Este compromiso es la fuerza que mantiene todo unido para lograr resultados extraordinarios.

Recuerda que la formación académica, las destrezas técnicas y la experiencia siempre ocupan un lugar entre los requisitos que las empresas buscan en sus colaboradores, por lo tanto no desaproveches la oportunidad de estudiar y desarrollarte constantemente. Sin embargo ya no son los únicos que definen tu potencial, ni los más importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba