Programa Empresarial ¡Supérate!: desarrollador de resilencia

El Programa Empresarial ¡Supérate! transforma vidas vía educación, cambiando su paradigma de vida para no verse más como victimas si no como personas positivas, jóvenes felices y maduros y sobretodo emprendedores de sus proyectos de vida.

El Programa Empresarial ¡Supérate! transforma vidas vía educación, cambiando su paradigma de vida para no verse más como victimas si no como personas positivas, jóvenes felices y maduros y sobretodo emprendedores de sus proyectos de vida.

Desde hace 10 años ¡Supérate! ha brindado mejores oportunidades de vida a través de la capacitación de alta calidad en ingles computación y valores a más de 2,500 jóvenes en El Salvador, Nicaragua y Panamá.

Estos talentosos jóvenes, han logrado terminar sus estudios de bachillerato y el Diplomado en nuestros Centros de una manera sobresaliente, adaptándose y sobreponiéndose a un sin número de desafíos o adversidades de índole social, económica, familiar y emocional.

La resiliencia, “término que pertenecía sólo a la física, expresaba la capacidad de algunos materiales para recobrar su forma original después de ser sometidos a una presión deformadora. Desde hace unos años, sin embargo, este término fue adoptado por las ciencias sociales para referirse a la “capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e inclusive, ser transformado por ellas” (1)

En el Programa ¡Supérate! los jóvenes provenientes de contextos de violencia, inseguridad, dificultades económicas, padres desempleados y un número mayor de situaciones de riesgo han logrado sobreponerse a estas situaciones traumáticas y hacer de ellas lecciones de aprendizaje, lecciones de vida.

¿Cómo lo han hecho?

“La Resiliencia cobra importancia en el ámbito educativo porque está demostrado que, después de la familia, la escuela es un ambiente clave, fundamental para que los niños y jóvenes adquieran las competencias necesarias para salir adelante, gracias a su capacidad para sobreponerse a la adversidad, son ambientes poderosos, constructores y fomentadores de resiliencia.”(2)

Las personas resilientes están muy comprometidas consigo mismas, permiten el control de las circunstancias y están abiertas a aceptar cambios en su vida, es decir, en su propia existencia; cada Centro ¡Supérate! posee un fortalecido programa de valores que inicia trabajando el auto concepto y autoestima, aspectos  fundamentales para la resiliencia. Asimismo, los cinco valores del Programa están presentes en cada acción y en cada proceso de un Centro ¡Supérate! Los valores fundamentales  que son fortalecidos y vividos a diario en cada Centro son: Superación, Excelencia, Solidaridad, Integridad y Liderazgo.

Al iniciar su propio autoconocimiento, el joven ¡Supérate! “va conociendo sus propias virtudes, fortalezas, reconoce sus debilidades, fomenta sus talentos y logra expresarlos. Se le es guiado para que comience a valorarse y reconocerse valioso; perdona sus errores y empieza a verlos como aprendizajes de vida.” (3)

Luego de conocerse a sí mismo y sus fortalezas, en segundo año, los jóvenes  descubren y reconocen las diferentes redes de apoyo social que cada uno posee. “Se les estimula a atesorar las relaciones con los demás, como un espejo de su relación consigo mismos. Aprenden a pedir ayuda y a extender esa ayuda hacia los demás (especialmente en la práctica de voluntariados con el programa” ¡Supérate! Volunteers”), como una cadena de amor que se construye y progresa. Mientras mejor sea la relación con los demás, mientras se expresen y  tengan apertura a su sensibilidad, existe mayor comprensión, apoyo y respeto” lo cual fortalece esa facultad de superación de circunstancias adversas, mejorando su “habilidad de respuesta” o “responsabilidad” (4) De ahí que nacen los conceptos de familia ¡Supérate! y hermanos ¡Supérate!, pues la comunidad inmersa en cada Centro constituye un segundo o primer referente (dependiendo el caso) de afecto, confianza, solidaridad y reconocimiento, aspectos fundamentales que construyen resiliencia. Los docentes ¡Supérate! o Teachers ¡Supérate! son los ejemplos y referentes que los jóvenes tienen de confianza, responsabilidad, compromiso y profesionalismo. Con mucha entrega ellos son los encargados de reconstruir los valores y conceptos mal aprendidos por los estudiantes (debidos a sus difíciles experiencias y entornos de vida) y hacer que ellos aprendan y construyan los principios, conceptos y valores “normales” de amistad, familia, compromiso, verdad, superación, excelencia, solidaridad, integridad y superación.

Finalmente, en tercer año, los jóvenes ¡Supérate! tienen la capacidad de apreciar y analizar las diferentes debilidades o amenazas que les desafían en su camino a la superación, traducido en la búsqueda de oportunidades de formación profesional (becas de estudios u oportunidades laborales) a través de su alto rendimiento, competencias y liderazgo. Al finalizar los tres años en el Programa, los Graduados ¡Supérate! ya no se reconocen como víctimas de su entorno o de las situaciones de riesgo que han enfrentado si no como sobrevivientes exitosos y agentes de cambio de su vida, su entorno, su comunidad y su país.

Texto por Elizabeth Gómez, Directora del Centro ¡Supérate! CASSA Sonsonate

(1)    Suárez, N (2004) http://www.monografias.com/trabajos67/resiliencia/resiliencia2.shtml

(2)    http://sepiensa.org.mx/contenidos/2005/d resiliencia/resiEsc 1.htm

(3)Daniel Fernando Peiró. Formador de Líderes Integrales. www.danielfernandopeiro.com

(4) Ibid